Un nombre de dominio es una dirección web única en Internet, como por ejemplo www.ejemplo.com. Igual a cuando usted compra bienes raíces en el mundo real, al registrar un nombre de dominio, éste se convierte en propiedad suya en el mundo en línea. No puede haber dos nombres de dominio iguales, lo que significa que si el nombre de dominio que usted quiere ya está registrado, desafortunadamente no corrió con suerte. Los nombres de dominios también pueden tener extensiones diferentes o TLDs adjuntas al final de ellos. Por ejemplo, usted puede ser el dueño de www.ejemplo.com, sin embargo, www.ejemplo.net estará disponible.